jueves, 29 de agosto de 2013

Pisto de ternera

El verano trae deliciosos productos a nuestra mesa, y aunque este, ha sido muy caluroso, hemos tenido una buena cosecha. La huerta me a llevado muchísimo tiempo, pero la satisfacción de recoger tus propios ingredientes, lo compensa todo. Aquí os propongo un plato habitual en casa, preparado con todo lo que nos ha dado la tierra. 
Esta vez, el corte de ternera que he utilizado, es la espaldilla, el solomillo del carnicero o pieza del carnicero. Otro de los cortes desconocidos para muchos, pero que dan un juego extraordinario en la cocina. Mi segunda receta en el blog, trató de uno de esos cortes ocultos..."Entraña marinada a la parrilla".
Otro día nos centraremos en estas piezas desconocidas.


Ingredientes para 4 personas:

500 g de espaldilla de ternera (o cualquier otra pieza)
1 kg de tomates maduros
2 pimientos verdes
1 cebolla
300 g de calabacín
2 huevos duros
Sal y aceite de oliva


Como veis, vamos a preparar un delicioso pisto, ¿qué mejor momento?

Cortamos en trozos, la cebolla, el pimiento y el calabacín bien pelado. Sofreímos en una sartén con aceite y sal. Cuando esté bien hecho y suelte todo el agua. Reservamos.

Sofreímos a fuego lento, en otra sartén o cazuela, el tomate bien picado, con un poco de sal y una pizca de azúcar para quitar la acidez. Las cantidades, como os he dicho en muchas ocasiones, al gusto. El tomate, siempre se debe hacer, con una tapa para no poner perdida la cocina. Cuando se elimine todo el agua y quede bien hecho, añadimos el sofrito que habíamos reservado. Removemos para mezclar todos los sabores, quitamos del fuego y enfriamos.

En otra cazuela, con aceite de oliva caliente, sofreímos la ternera cortada en trozos pequeños. Ponemos un poco de sal. 
Atención, un consejo. Aunque es una pieza muy tierna, y está cortada en trozos pequeños, con darle un buen sofrito, podría valer, pero si queréis que esté más blanda, añadirle un poco de agua, y un buen chorro de vino blanco, con 20 minutos a fuego medio, sobrará.

Terminada la carne y sin apagar el fuego, añadimos el pisto y los huevos duros bien picados. Dejamos que se mezclen bien de nuevo los sabores. Todo esto unos 5 minutos a fuego lento. 

Presentamos el plato después de reposar y tenemos mucho, mucho cuidado con el pan.

¡Que os aproveche!

22 comentarios:

  1. muy gustoso esto pisto de ternera hasta al luego a otra vez

    ResponderEliminar
  2. Que rico! Me encanta el pisto y con la ternera me parece espectacular! Me ha encantado tu blog, por aqui me quedo. Un besote y enhorabuena
    http://lacajadelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa lo tomamos todo el año, pero ahora...es una delicia.
      Besos

      Eliminar
  3. Muy buena receta :D Yo he llegado a hacer el pisto con gambas pero nunca se me habría ocurrido con ternera. Habrá que probarlo! mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una receta de siempre, con un toque carnico.
      Probarlo.
      Un beso

      Eliminar
  4. Fantástica receta Guillermo!! Esta es para mojar pan...literalmente, mira que como pisto muy a menudo, pero no se me ha ocurrido echar una buena carne, así tenemos un plato único:-)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dije, cuidado con el pan que luego...
      Otro beso para ti, Nines.

      Eliminar
  5. Es todo un lujo tener productos propios. Yo aun no tengo tomates maduros y el pimiento va algo atrasado, pero en una o dos semanas supongo que estaré haciendo este "riquísimo" plato y también haciendo conservas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los ingredientes, de la huerta del tiempo a bocados.
      Belen, he cogido de 2 a 3 kilos de tomates por día, una pasada.
      Besos

      Eliminar
  6. Que rico y con esas dos rebanaditas de pan preparado para mojar,je,je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sólo hubieran sido dos rebanadas...
      Un beso

      Eliminar
  7. oohh que tomates diosss el p lato esta estupendo pero es ponerme tomates delante y ya no veo nada mas jajajajaja. creo que soy adicta, junto al chocolate jajajajaja. besoteeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese aroma que tienen los tomates recién cogidos...estupendo.
      Otro beso

      Eliminar
  8. Menos mal que al final has advertido lo de tener cuidado con el pan, que ya estaba yo armandome de un buen aprovisionamiento. La receta muy buena, pero no es de extrañar... menudos ingredientes de primera que lleva, sólo con los tomates ya está hecho el plato ¡Qué maravilla!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas, por eso lo repito, con buenas viandas...
      Saludos

      Eliminar
  9. que buenos tomates. qué buena receta me encanta

    ResponderEliminar
  10. Vaya! Mira que le pongo cosas al pisto, que hago muy a menudo, pero ternera, todavía no. Tendré que probarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa, un plato de toda la vida. Está riquísimo.
      Besos

      Eliminar
  11. Gracias Guillermo! Quiero montar algún día de estos un pequeñito huerto en la terraza a ver si tengo suerte y obtengo tomates como los tuyos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos son del pequeño huerto, pero en una terraza bien acondicionada puedes recoger tomates deliciosos también.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario