lunes, 16 de septiembre de 2013

Berenjenas con miel y Modena

Para hoy, quiero proponeros, una receta muy sencilla, con pocos ingredientes, que os sorprenderá muchísimo. 
Creo que durante estos meses, habéis comprobado, mi gusto por la combinación en muchos de mis platos, de mezclar lo dulce con lo salado. Pues la receta de hoy, es otro claro ejemplo de lo que os digo, además, presentaros más ingredientes frescos de nuestro pequeño huerto, que aunque ya está cerrando la temporada, sigue dando rendimiento. Aprovecho también este pequeño manjar, para participar en el Reto de Septiembre de Cocineros en el Mundo de Google+  en el apartado de salado (berenjenas)


Ingredientes:

Berenjenas 
Miel
Vinagre de Modena
Harina
Sal y aceite de oliva


"Como podéis comprobar, la cosecha de este año, está dando mucho, pero que mucho juego" 


Antes de ponernos a hacer nada, debemos limpiar bajo el grifo, las berenjenas. Aunque estas no tienen ningún tipo de insecticida, y están cultivadas con abono natural, siempre es conveniente limpiar bien las verduras.
Cortamos las berenjenas en rodajas no muy gordas. Colocandolas después en una bandeja o plato grande. Salamos y dejamos que reposen. Soltarán toda el agua. De esta manera no cocerán al freír, recogerán menos aceite, y quedarán en su punto en menos tiempo.
Pasados unos minutos, enharinamos sutilmente las berenjenas y freímos en aceite caliente. Preparamos otra bandeja o plato con papel absorbente para el exceso de aceite.

Mientras se doran nuestras "Solanum melongena" 

En un bol pequeño, vamos a preparar el contrapunto del plato.
Mezclamos dos partes de miel, con una de vinagre de Modena. Si necesitamos calentar la miel, en el caso que estuviera muy densa, podemos utilizar el microondas. En unos segundos, estará preparada para mezclar con el vinagre. Removemos hasta conseguir una salsa suficientemente espesa.
Si os gusta un sabor más avinagrado, podéis poner dos partes en vez de una, pero tener en cuenta, que el resultado os saldrá más líquido.

Cuando las berenjenas estén terminadas y doraditas, presentamos y salseamos ligeramente.

Un sencillo entrante o aperitivo, apto para el paladar más exquisito.

28 comentarios:

  1. Buenos días!
    A mi me gusta y apetece mucho desde hace tiempo lo dulce con lo salado, algo impensable cuando era jovencita que me gustaba lo muy dulce y lo muy salado, se ve que maduré el paladar, pero aún no he probado esta receta y le tengo muchas ganas, ahora si que la voy a hacer, me apetece mucho viendo lo apetitosas que te han quedado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato de no parar de comer...una perdición.
      Besos

      Eliminar
  2. Como sabes darnos envidia con los productos tan frescos de tu huerta y encima con esta preparación... aunque yo mas que mezcla de dulce-salado diría que es un poco agridulce no???
    De todas formas las voy a probar seguro... se ven muy jugosas..
    Un abrazo Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victoria, me refería al salado de la berenjenas y el dulzor de la miel...
      Un bocado delicioso.
      Un besote

      Eliminar
  3. Hola, las berenjenas con miel me encantan, veo que has tenido buena cosecha, a mi cuñado le ha pasado igual y nos tiene surtida a toda la familia,. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que buena cosecha...importante, más que buena.
      Un beso

      Eliminar
  4. Riquísimo!!! Me encanta siempre mezclar lo dulce y lo salado y este plato tiene que estar exquisito sólo hay que ver las fotos como te ha quedado, enhorabuena y suerte en el reto, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que ricas, a mi me encantan las berenjenas cocinadas de todas las formas! Gracias por la receta. Un saludo
    La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  6. Mmmm que delicia chiquilla!! Nunca he probado las berenjenas con miel, pero vamos... seguro que está buenisimo!!! De eso no me cabe duda alguna! Una delicia! Un besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el beso te, pero...chiquilla...guapa....será chiquillo y guapo...te confundiste.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  7. Delicioso plato ,me encanta el contraste .

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. nunca he probado las berenjenas con miel, seguro que están mas que buenas, bonitas fotos y enhorabuena por tu cosecha ecológica. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Que berengenas mas ricas...por favor, me encantan,,y tu blog,,,me parece una preciosiad, las fotossssss,,, increibles, asi qeu me quedo por aqui para aprender de ti y te invito a que visites el mio.

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que todo te guste.
      Pronto entraré a visitarte.
      Un beso

      Eliminar
  10. UNA RECETA FÁCIL Y RICA AMIGO!!! :)
    Saludos :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un bocado delicioso y muy sencillo.
      Un saludo

      Eliminar
  11. Las he comido muchas veces con miel, en casa nos encantan, pero lo de poner el vinagre de Módena me ha sorprendido, tendré que probarlas

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un toque distinto, pero muy, muy rico.
      Un saludo

      Eliminar
  12. que rico contraste Guillermo! me encanta la berenjena y lo tengo que probar!! Estás invitad@ a participar en el sorteito de cumpleblog que estoy celebrando! un besote ahi te espero!! Adela http://eldulcepaladar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. con lo que me gustan las berengenas, esta la preparo si o si, jejeje, no es broma eh?? puedo comerme yo solita de dos a tres berengenas de buén tamaño en una sentada, jejeje
    besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa pasa lo mismo, hasta mi hija, pasa de las paratas fritas cuando hay berenjenas...y eso si es raro.
      Un beso

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario